El caso de mi hija no es tan grave

El caso de mi hija no es tan grave

Quizá según lees este capítulo consideras que el caso de tu hija no es tan grave. Estamos describiendo la sintomatología de este problema cuando está totalmente activado. Sin embargo, no todos los pacientes tienen todos estos síntomas. Tampoco aparecen todos de golpe. Para poder diagnosticar a alguien de una Bulimia Nerviosa debe al menos tener los siguientes síntomas:

presentar atracones

tener comportamientos dirigidos a compensar los atracones (restricción alimentaria, vómitos, abuso de laxantes o diuréticos o ejercicio físico compulsivo)

valorar la imagen o figura como uno de los aspectos o el aspecto más importante de su autoestima.

Existen cuadros llamados incompletos, donde la persona que los sufre no presenta toda la sintomatología. Algunos de ellos son debidos a que se detectan y se ponen en tratamiento antes de que la enfermedad se desarrolle totalmente. Otros, directamente no presentarán toda la sintomatología, pero por ello no significa que sufran menos o que sean menos graves. En cualquiera de los casos, está demostrado que una detección e intervención precoz son indicadores de un mejor pronóstico.

DEJA UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>